07/07/2024

Sentencia confirmó que las bicicletas no tienen prioridad de paso por derecha

Una sentencia de Cipolletti rechazó la demanda de una ciclista, atropellada en la calle Alem. La decisión se basó en la ley nacional de Tránsito, norma que no le otorga prioridad de paso a los vehículos de tracción a sangre. Se admitió que el tema de las bicicletas está discutido pero el fallo se basó en las resoluciones de otros juzgados y cámaras. Se apoyó además en que el Superior Tribunal de Justicia enfatizó en la necesidad de contar con reglas claras para ordenar el tránsito.

La ciclista circulaba con casco y todas las normas de seguridad por calle Río Negro, esquina Alem. Accedía desde la derecha y un auto le otorgó el paso. Pero cuando se dispuso a cruzar, apareció por Alem un Renault Sandero y la atropelló. Entre otras lesiones, sufrió fracturas.

Cuando se hizo el juicio civil, se analizó el caso junto con la normativa. Es que la ley nacional de Tránsito fija como regla general la prioridad de paso del que viene por la derecha. Aunque establece algunas excepciones, entre ellas los vehículos de transición a sangre, como los caballos. Ellos no tienen prioridad de paso.

La sentencia reconoció que está discutida la bicicleta como vehículo de tracción a sangre. Sin embargo, para resolver se exploraron los antecedentes de otros juzgados y cámaras de apelaciones de la provincia. Esos organismos se expresaron en el mismo sentido que este fallo: las bicicletas son tracción a sangre, por ende pierden la prioridad de paso salvo que circulen por una bicisenda.

Se enfatizó en la necesidad de interpretar la ley sin torcer su interpretación, porque es la mejor manera de lograr reglas de tránsito útiles a los fines de ordenar el tránsito y evitar indeseables accidentes. El Superior Tribunal de Justicia sostuvo en otro caso que “en la actualidad la dinámica vehicular impone la necesidad de reglas claras si se quieren eliminar aquellas consecuencias negativas para la sociedad; esto es, normas de conducta que se cumplan rigurosamente, pues de lo contrario se deberá estar pendiente de las distintas interpretaciones acerca de lo que es el buen orden del tránsito, lo que cada uno comprende acerca de la velocidad y de la seguridad de cada vehículo”.