07/07/2024

Tres alojamientos recomendados para disfrutar la Cordillera

Próximos a la llegada del invierno, los destinos cordilleranos se transforman en una excelente opción para visitar en Río Negro y disfrutar, en plan de descanso, alguno de los alojamientos de la región que se convierten en una prometedora alternativa donde el relax y tranquilidad se fusionan a la perfección con el increíble entorno natural para garantizar una estadía inolvidable.

Las Viñas del Piltri

Inmersa en un espacio de ensueño, en El Bolsón, Las Viñas del Piltri conforma una increíble cabaña de montaña con características distintivas que la vuelven única. Ubicada en un enorme predio de una hectárea de uso exclusivo para los huéspedes en la que ovejas, perros y gallinas conviven en libertad, este alojamiento guarda un encanto mágico en cada estación y propone diferentes actividades como la cosecha de fruta fina en verano o la participación en la vendimia durante el otoño, aunque en invierno la estrella de este alojamiento es la tina calefaccionada a leña que se encuentra en el deck exterior y permite apreciar inolvidables vistas a la Cordillera de los Andes y a la ciudad, convirtiendo la estadía en una vivencia imperdible. 

Las Nalcas

En la localidad andina también se encuentra Las Nalcas, un encantador Hotel Boutique y Spa de Montaña que se sitúa sobre la ladera del Cerro Piltriquitrón, enmarcado en una imponente postal cordillerana. Se trata de un emprendimiento de impronta familiar que además de ofrecer todos los servicios, cuenta más de 50 propuestas destinadas al relax y el disfrute como masajes y tratamientos holísticos, estéticos y faciales, a los que se suma un circuito hídrico y jornadas de bienestar planificadas que garantizan una visita sin igual. Cabe destacar que este establecimiento, que cuenta con 5 suites completamente acondicionadas, se destaca por trabajar en red con otros emprendimientos de la localidad y la Comarca Andina.

Cabañas Alentue

En Dina Huapi, a solo 15 kilómetros de Bariloche, Cabañas Alentue se transforma en una interesante alternativa para descansar lejos del ruido de la ciudad y disfrutar una estadía en total equilibrio con la naturaleza gracias a las características del complejo que simula una pequeña villa, completamente parquizada y con caminos colmados de diversas plantas, flores y árboles que otorgan un placer visual, temático e interactivo. Enmarcado por las bellezas de los ríos Ñirihuau y Limay y la costa del lago Nahuel Huapi, este establecimiento cuenta con una variedad de actividades y espacios de uso común como pileta climatizada, palestra de escalada, fogón, juegos y mucho más que lo transforman en una propuesta superadora. 

Estas opciones se suman a la tradicional oferta turística de la región Andina que incluye diferentes actividades al aire libre como caminatas de distinta dificultad por senderos que atraviesan los más cautivadores paisajes, paseos náuticos que parten desde Puerto Pañuelo y permiten apreciar la inmensidad de la Cordillera de los Andes desde el agua, o las distintas opciones que caracterizan a los centros de nieve y que cautivan a miles de personas durante la temporada invernal, transformando a esta zona de la provincia en una de las más elegidas por el turismo.