Su papá se murió sin reconocerla, gracias a una hermana consiguió la filiación

Su papá se murió sin reconocerla, gracias a una hermana consiguió la filiación

A pesar del entrañable vínculo que mantuvo con su papá,  su partida de nacimiento no registraba filiación paterna. Ella no contaba con la entereza psicológica para iniciar el trámite pero el día que el hombre murió tomó la trascendente decisión. Una media hermana le aportó ADN para la prueba genética y así logró el reconocimiento. El fallo de Cipolletti puso de resalto el “derecho a la verdad biológica”.


La mujer que vive en una localidad del Alto Valle decidió llevar el apellido de su padre, que había fallecido en 2021. Siempre tuvo vínculo con el hombre, aunque por distintas circunstancias de la vida él no la reconoció el día de su nacimiento. Durante la niñez estrechó  algunos contactos con una media hermana.


La muerte las volvió a reencontrar y ya de adultas decidieron formalizar el trámite. Como ya se había iniciado una sucesión en un juzgado Civil de Cipolletti, la filiación se presentó en ese mismo organismo.


Para ello era fundamental la prueba de ADN y la hermana no tuvo inconvenientes en aportar su ADN para la prueba genética que se hizo en el Laboratorio Forense que el Poder Judicial tiene en Bariloche. El resultado fue contundente: casi un ciento por ciento de compatibilidad.


El fallo destacó el derecho a la verdad biológica, es decir, a que se construya la identidad sobre la base de la certeza acerca de los lazos biológicos o “de sangre”. También se consignó que la Constitución y los pactos internacionales le otorgan preeminencia al derecho a la verdad, al derecho a la identidad y a la verdad biológica.


“Esto significa que cuando la realidad de un vínculo biológico no se encuentra reflejada en el plano jurídico, debe reconocerse el derecho a la persona a lograr el estado de familia que corresponda con su relación de sangre, y para ello  deberá contar entonces con las acciones pertinentes tanto para destruir un emplazamiento que no coincide con dicho vínculo, como para obtener el emplazamiento que logre la debida concordancia”, surge de la sentencia que hizo lugar a la demanda de filiación y le ordenó al Registro Civil modificar los datos de la partida de nacimiento.


La intervención del Cuerpo de Investigación Forense
El organismo está integrado por profesionales en medicina forense, laboral y psiquiatría. También se desempeñan psicólogos y psicólogas forenses y de cámara Gesell, un técnico  eviscerador, otro radiólogo, un perito calígrafo, especialistas y auxiliares en informática forense.


Las y los profesionales intervienen en absolutamente todos los fueros y organismos del Poder Judicial e incluso su participación ha sido requerida por otros poderes judiciales. El Cuerpo de Investigación Forense cuenta con una dirección con sede en Viedma y cuatro equipos técnicos y científicos en todas las circunscripciones.


Registra un crecimiento sostenido de intervenciones a lo largo de los últimos periodos con un promedio de ocho mil prácticas anuales. En 2022, por ejemplo, tomaron 1129 muestras para ADN entre las que se encuentran la de este caso de filiación.

Te puede interesar
Últimas noticias