Abusó sexualmente a su esposa durante años y fue condenado

La sentencia es de primera instancia y lo condenó a ocho años de prisión por someter sexualmente a su mujer contra su voluntad.

Abusó sexualmente a su esposa durante años y fue condenado

El tribunal -compuesto por los jueces Julio Sueldo, Guillermo Merlo y María Agustina Bagniole- determinaron en forma unánime que se comprobó que UGO (así se lo identifica en el extenso fallo dictado semanas atrás) violó en forma reiterada a quien era su pareja y madre de su hijo. Vale aclarar que el documento judicial revela detalles de un alto nivel de perversión y sufrimiento que aquí serán omitidos.

La acusación presentada por la fiscal Rocío Guiñazú Alaniz indica que los ataques se produjeron entre 2013 y 2019 en dos domicilios que compartieron en esta localidad. Se habían conocido a través de un sitio de encuentros y luego formalizaron la relación y conformaron una familia, con el hijo de ella de un matrimonio anterior.

La víctima presentó la denuncia luego de realizar un tratamiento psicológico con dos profesionales a las que recurrió por padecer angustia y estrés. La primera le diagnosticó depresión postparto, mientras que con la segunda avanzó en hablar sobre cuestiones más íntimas y relató las prácticas sexuales a las que era sometida. Dijo que con ella “le pude poner nombre a todo eso que antes me había parecido natural, aunque me dolía y me lastimaba”: “Era violación”.

La pareja tuvo una separación conflictiva con la intervención del Juzgado de Familia, en la que se discutió la tenencia del chico y una cuota alimentaria, con multas a ambos y una restricción perimetral para el hombre. También tuvo actuación el Senaf.

Luego, la mujer presentó la denuncia por las agresiones sexuales.

La fiscal sostuvo que el tiempo transcurrido obedece a “los tiempos de la víctima” y que se trató de violencia conyugal, con relación de poder asimétrica, aprovechada por el autor y provocada por él, siempre dentro de un marco de violencia”.

En esta etapa comenzó a tener el acompañamiento de la Asociación Madres que Rompen el Silencio. El hombre, de Neuquén, fue a juicio imputado por abuso sexual con acceso carnal.

Pero siempre negó la acusación y aseguró que habían sido encuentros sexuales consentidos y buscó acreditarlos con una serie de chats eróticos que mantenían, según afirmó. Pero además remarcó que la mujer lo denunció después de que él la denunciara por golpear al hijo de ambos con un cable en la espalda, certificado por una médica del hospital. Sin embargo, las fechas fueron refutadas en el fallo.

Sus abogados defensores, Rubén Casas y Omar Urra, reafirmaron la versión y pidieron su absolución. También remarcaron que desestimó un acuerdo que le propusieron para que admitiera un delito menor. “No aceptó porque es inocente”, destacaron.

Para la querella, representada por Iván Chelía, los hechos quedaron acreditaron con su propia declaración y la de las psicólogas que la atendieron.

Al igual que la fiscalía reclamó resolver el caso con perspectiva de género y que se lo de declare responsable penalmente.

Te puede interesar
Últimas noticias