Por no pagar la cuota alimentaria le rematarán el auto

Una madre luchó varios años por los derechos de su hija, para que el padre pague la cuota alimentaria. Tras cinco años de incumplimientos, una jueza ordenó el embargo y el remate del vehículo del padre deudor.

Por no pagar la cuota alimentaria le rematarán el auto

El fallo tuvo lugar en el Juzgado de Familia de Cipolletti, y la encargada de llevar adelante el remate de una Volkswagen Suran 2016 será la jueza Marissa Palacios, el próximo 2 de febrero. El mismo será sin base y se lo quedará el mejor postor.

Según se conoció, el caso tiene inicio aproximadamente 12 años atrás, momento en el que se dio la separación de la pareja en cuestión. En ese contexto, y con una hija en común al cuidado de su madre, la mujer comenzó a reclamar la correspondiente cuota alimentaria de la menor.

Si bien todo marchaba en orden teniendo en cuenta las exigencias de la Justicia, la situación se salió de control hace más de cinco años, cuando su ex pareja decidió dejar de pagar.

Fue allí que la mujer decidió llevar el caso a la Justicia, argumentando que su ex pareja estaba trabajando en una empresa, pero su sueldo era pagado en negro, por un acuerdo pactado con el dueño de la misma, justamente para figurar como una persona sin ingresos.

Sin embargo, según explicaron fuentes llegadas al caso, el acuerdo entre la ex pareja explicaba que en caso de que él estuviera sin trabajo, le correspondía pagarle el valor correspondiente a un salario mínimo, vital y móvil, lo cual jamás hizo. Para empeorar el panorama, durante ese periodo en el que aparecía sin trabajo, el hombre decidió comprarse un auto 0 KM.

En total, la deuda por la cuota alimentaria sería un total de 350 mil -aproximadamente-, y previo al secuestro y la orden de remate, se le dio otras opciones para cancelar ese saldo (como un plazo de un año y medio, junto con un plan de cuotas), pero jamás se presentó ante la Justicia.

Es importante aclarar que además de la deuda por alimentos, el hombre también tiene un saldo pendiente con una concesionaria por la prenda de ese vehículo, por lo que el dinero que quede disponible del remate (tras liquidar el dinero de la cuota alimentaria) irá a ese conflicto.

En tanto, trascendió que la deuda no se hizo mayor, ya que luego la cuota alimentaria fue embargada a los padres del hombre. Con este conflicto, se supo también que ni él, ni su familia tienen contacto con la niña.

Te puede interesar
Últimas noticias