02/10/2022

Gerardo Blanes: "Siento bienestar y gratitud cuando logro ayudar a que la gente sea"

El legislador provincial, se tomó un momento para compartir intimidades y experiencias, que marcaron su vida.

Gerardo Blanes: "Siento bienestar y gratitud cuando logro ayudar a que  la gente sea"

Gerardo Norberto Blanes es psicologo, de raíces radicales. Hoy ocupa una banca de legislador provincial, dentro del bloque de Juntos Somos Río Negro.

Nació en 1962 de manera excepcional en la ciudad de Buenos Aires. Digo excepcional, porque su madre había sido la primera persona en sobrevivir a una operación a corazón abierto, meses antes de dar a luz, y los médicos, por precaución, le indicaron que el parto de su primer hijo debía ser monitoreado en la Capital.

Hijo único, de padre contador y economista y, madre, ama de casa.  Ellos, oriundos de Buenos Aires, llegaron a la Patagonia en busca de un sueño, dado que su padre recordaba con alegría y cierta nostalgia de su niñez, cuando llegaba la manzana del Valle al mercado del Abasto. Él le contaba que, cuando llegaban los camiones con manzanas y peras desde Río Negro al mercado porteño, el día era una fiesta. Los comerciantes regalaban manzanas a los niños y él siempre imaginó un valle patagónico lleno de frutas. “El postre venía desde Río Negro”, “¿Qué paraíso produciría esa belleza?" Se preguntaba su padre.

Ese suceso, marco el destino de una familia. Con 22 años, su padre trabajaba en el Banco Central y, en cuanto pudo, pidió el pase para venirse a Río Negro, seducido por ese recuerdo de las frutas en su infancia. Gerardo cuenta orgulloso que, con solo 24 años de edad, Norberto Blanes fue ministro de Economía de Río Negro, durante el Gobierno de Carlos Nielsen, hasta 1966, momento en que derrocaron al gobierno del Dr. Arturo Umberto Illia.

“Me crie en la Casa de Gobierno, los primeros pasos los di en el Ministerio, todavía recuerdo, estar mirando desde un departamento en Viedma, como venían los tanques desde Bahía Blanca, sabiendo que teníamos que abandonar la ciudad”, recuerda Gerardo, haciendo alusión al golpe de estado de 1966.

Judit Aventin es su mamá. Él la describe como una mujer que siempre se dedicó al cuidado del hogar y amante de la lectura. Su familia materna es conocida por destacarse en el automovilismo. Judit es familiar de los pilotos Óscar, Antonio y Diego Aventin, múltiples campeones del Turismo Carretera.

Gerardo Blanes, se crio en Kennedy y San Martin de Roca, desde los 70. “Tuve una infancia muy feliz, los primeros años de los 70, Roca, vivía una integración social bastante ideal”. “Todos éramos amigos y no había diferencias sociales, nos criamos en el potrero y jugando en la cancha de las flores”.

Estudió en el colegio San Miguel y luego en el Domingo Savio. Una vez finalizado el secundario, se fue a Buenos Aires a estudiar Derecho, pero, un hecho puntual, lo desalentó de continuar esa carrera. “Mi padre fue candidato a gobernador y lo proscribieron. Esa intromisión de la justicia en la política me marcó y decidí alejarme del estudio de las leyes. Me desilusioné respecto de la ley y de la democracia”. “La democracia funciona en la medida que hay independencia de los poderes”. Nos explica.

Ya en el año 1982 le tocó el servicio militar. “Vi partir a compañeros desde la Tablada, hacia Malvinas”. “Era increíble ver a la gente en Buenos Aires, viviendo la vida como si nada, mientras en la Patagonia se vivía una guerra”, recuerda.

Tiene seis hijos; las dos mayores, nacidas de su primer matrimonio, estudian abogacía y medicina en Buenos Aires. Los demás, fruto del vínculo con su actual pareja, son aún menores de edad. “Tengo un familión. No solo por mi gran familia ensamblada, sino también, por la cantidad de personas que he conocido en mi consultorio. Pacientes que quiero y que me preocupo por ellos”.

 

Su vida profesional

Gerardo Blanes es reconocido en la Ciudad por su desempeño en el área de la salud, principalmente como Psicólogo Clínico. El mismo se autodescribe como “un Psicólogo del desarrollo”. Su Pasión por la Psicología nació a partir de una depresión juvenil, propia de la generación que vivió en carne propia la dictadura militar y la Guerra de Malvinas. Tuvo la oportunidad de conocer a Juan Pablo Segundo cuando llegó a la Argentina para pedir por la paz, días antes de finalizar la Guerra. “Conocer a Juan Pablo fue un bálsamo, me dejo una gran valoración por la espiritualidad y por esa vocación de servicio en el ayudar al otro”.

“Mi madre percibió ese dolor que estaba experimentando y me recomendó libros de psicología”. A partir de ahí, Gerardo comenzó a buscar ayuda terapéutica para poder recuperarse. En esta búsqueda, decide iniciar la carrera de Psicología, la cual finalizó en la Universidad de Belgrano. “Teníamos una valoración por el conocimiento muy amplia, después de cursar nos íbamos a otras universidades a escuchar clases de psicología”.

Mas alla de venir desde el mundo de la ciencia, Gerardo, se toma un minuto para agradecer al "Maruchito", un santo milagroso de la linea sur rionegrina, que siendo menor de edad fue asesinado por querer tocar una guitarra. "A maruchito le debo muchos milagros". El santuario se encuentra en el paraje Aguada Guzman, de nuestra provincia, y convoca a miles de fieles año tras año.

Gerardo dedicó su vida al trabajo como psicólogo en consultorio privado y en el ámbito de la psicología organizacional. Pero también se vinculó con la parte academica, al ejercer la docencia en el IUPA.

Su gestión en el IUPA y su vínculo con Tilo Rajnieri.

Blanes fue convocado por el Sr. Tilo Rajnieri para empezar a ejercer la docencia en el IUPA. Fue en el año 2005 que comenzó a trabajar en la Institución, luego de que se incorporó la materia de Psicología en los planes de estudio de las carreras que allí se dictaban. “Tilo me llama en 2005 y me invita a dar clases de psicología en el IUPA”.

Pero antes de ese llamado, Gerardo nos relata, que compartieron una gran anécdota:En un amanecer en Las Grutas, habíamos tomado un whisky con Tilo y bajamos a la playa. Ahí, sobre la arena, dibujó un plano y me dijo: voy a hacer en Roca una universidad de Arte. Yo pensé que era un relato típico de trasnoche, pero me equivoqué”. “Creo que si hubiese habido un Tilo Rajnieri en cada provincia, la cultura en el país sería otra”. Reflexiona.

Ejerció la docencia en el IUPA un par de años para luego recibir una nueva propuesta del propio Rajnieri. Lo convocó para ser vicerrector. “Lo más importante de ser segundo de él, era lo que aprendías día a día”. “Luego de esa experiencia termine siendo rector del IUPA durante 10 años”. “Haber sido vicerrector de él fue el cargo más importante, porque ahí me formó”.

Gerardo Blanes realizó una extensa gestión en el Instituto Universitario Patagonico de Arte, dejando su cargo, en el año 2019, para convertirse en Legislador Provincial por el oficialismo.

 

Su identidad radical.

Blanes nos cuenta que toda su vida estuvo atravesada por la política y la militancia. Siempre ligado al radicalismo, caminó la provincia acompañando a su padre como hijo y como militante. Aun viviendo en Buenos Aires, volvía a militar en cada campaña electoral.

“Mi casa siempre fue un comité, Alfonsín paraba en casa”. “Raúl empezó a venir en los 70 a Roca, venía en una casilla sin gas. Dormía en el estudio de mi padre. Era la época en que Balbín era todo”. Recuerda.

“Renovación y Cambio se conforma en San Antonio Oeste y la primera interna que gana Alfonsín, fue con mi padre como candidato a Gobernador en el 73”

“Tilo Rajnieri con Patagón Publicidad, fue el primer sponsor de Raúl Alfonsín. Lo ayudo desinteresadamente y yo creo que el Alfonsinismo nació así, desde Río Negro” Reflexiona. “Mi madre, las vecinas, todos saliamos a panfletear” finaliza.

Respecto a la actualidad del radicalismo en Roca, Blanes nos expresa que “Actualmente el radicalismo está en un proceso muy interesante de reconstrucción. Estamos trabajando muy fuerte en ello. Se sumaron muchos jóvenes y eso nos ilusiona”.

“Roca tiene una asignatura pendiente que es volver a tener líderes significativos”. “Tenemos que volver a ser un centro político de relevancia”, enfatiza.

Respecto a los rumores, acerca de una posible candidatura a intendente que se deslizó, como en otros años, Blanes solo se limitó a decir que "por los vecinos de mi ciudad solo siento gratitud y por supuesto que estaré dispuesto a estar al servicio de la gente para poder responder a tanto apoyo y afecto recibido".

Su propuesta y su actualidad

Blanes se muestra como una persona abierta a la discusión con distintos sectores o expresiones políticas. Dice que su principal virtud es ser un coordinador de grupos. Cuando habla de los objetivos cumplidos mediante su gestión en el IUPA, decide hacer hincapié en lo grupal, considerando que supo potenciar a su grupo de trabajo, y por eso en conjunto se alcanzaron las metas establecidas.

Actualmente, manifiesta que conserva su vocación de servicio y, continúa trabajando en equipos con proyecciones a nivel local, proyectando el Roca que le gustaría ver: “Sueño con un campus deportivo para todas las universidades”.” El deporte es la salida para muchos jóvenes, quiero que se multipliquen los centros deportivos”. Continúa.

“Roca todavía no despegó como ciudad universitaria, a pesar de tener tanta oferta académica” “La inversión que implicó la instalación de las universidades todavía no está dignificada en servicio para los estudiantes”. 

“Crear un predio donde se instalen las empresas de tecnología”. “Me gustaría crear un polo de comunidad del conocimiento”, amplió.

“Considero que por mi profesión de psicólogo puedo ver las potencialidades de la gente y trabajar para aumentar esas potencialidades. Siento bienestar y gratitud cuando logro ayudar a que la gente sea”.

A nivel provincial, plantea que se debe renovar la matriz energética, considerando al proyecto de hidrógeno verde como un gran paso, aunque falte mucho. La principal preocupación, la refiere a temas de seguridad, expresando que hay mucho trabajo por realizar para poder recuperar la calma en los vecinos.

Electoralmente, en la provincia se encuentra dentro de Juntos Somos Rio Negro, en representación del radicalismo, pero a nivel nacional, se encuentra dentro de la alianza Cambiemos. Deja sus ambiciones personales de lado y dice estar al servicio de sus grupos de trabajo

“En abril, los vecinos van a ratificar un proyecto que tiene un futuro enorme”. “Juntos Somos Río Negro tiene a un gran estadista que es Weretilneck.” “La mayor virtud que le reconozco a Weretilneck es que respeta nuestras visiones partidarias de origen” .“En la nacional todos vamos a trabajar y votar, quizás, para distintos sectores, pero en la provincia, el objetivo es claro y todos empujamos para el mismo lado” sentenció.

Te puede interesar
Últimas noticias