24/09/2022

Preocupante crisis habitacional en Villa Regina.

Falta de alquileres, falta de lotes e imposibilidad total de acceder al sueño de la casa propia.

Preocupante crisis habitacional en Villa Regina.

La localidad vecina de Villa Regina, se encuentra atravesando un profundo déficit habitacional desde hace algunos años, pero la situación hoy es límite.

El crecimiento poblacional normal que se observa en cualquier ciudad, no fue acompañado de un plan de urbanización, que permita el acceso a la tierra a los vecinos del lugar.

La fuerte suba del dólar, afecta directamente en los precios, tanto de la tierra como de los materiales para construir.  A esto se suma, la escasez de lotes urbanos con servicios para que la gente acceda a lo propio.  El problema radica en que no hay ofertas, no hay terrenos, entonces lo poco que queda, pasa a valer montos irrisorios.

Un lote de 300 metros cuadrados, con servicios, puede valer entre 60 y 70 mil dólares. Compitiendo con localidades vecinas como Chichinales, Godoy, Huergo y Cervantes, donde el mismo lote oscila entre 15 y 20 mil dólares.  

Los jóvenes se inclinan por adquirir tierras en localidades vecinas, y de esa forma comienza el desarraigo. 

Respecto a los alquileres, ocurre lo mismo. Existe una sobre demanda, carente de oferta, que impacta por supuesto en los precios. Un monoambiente ronda los 25 mil pesos. Un Departamento de un dormitorio vale entre 35 y 40 pesos mensuales. Pero si tenés una familia y necesitas una casa, prácticamente no hay ofertas. Aquí los valores podrían superar los 55 mil pesos, dependiendo del estado y las comodidades del inmueble.

Todo este  contexto, sumado a la burocracia y restricciones, que tiene la localidad para permitir la urbanización, y el desarrollo del lugar, no hace más que llevar a la ilegalidad a varias familias, que terminan armando en sus chacras condominios para poder vender sus tierras sin permiso alguno. Pero obligando luego al estado a tener que aprobarlos, una vez que en el lugar se construye y existen familias habitando.

Hay un criterio rotundo de conservar la tierra para la fruticultura, que contrasta con el derecho acceder a la tierra. Criterio que además, vulnera el derecho a decidir sobre la propiedad privada. "El estado, sin resolverte nada respecto a la producción, y cargándote de impuestos día a día, te impide urbanizar una chacra, obligándote a realizar una actividad que muchos ya no queremos". Nos explica un ex chacarero, que hace años abandono la producción.

"Yo saque todas las plantas, me canse de fundirme, trabajando de sol a sol, sin ayuda alguna del estado". "Hoy el negocio mutuo, la fruticultura no es rentable y queremos urbanizar, pero hay dos o tres sujetos que se dedican hacer lobby con las frutícolas y que además viven de rentas y nos pisan". "Somos una chacra con asfalto, los jóvenes se van del pueblo. Compran en otro lado y no vuelven. Y la política no da respuesta", sentencia el ex chacarero.

La profunda crisis habitacional que atraviesa hoy Villa Regina, es única y no existe en la provincia. Además, la falta de lotes  afecta la construcción, y el grueso de los albañiles se ve obligado también a tener que viajar a otras localidades para conseguir trabajo.

Una problemática por demás compleja, que se profundizó en los últimos 5 años, y que impide crecer a la localidad, desperdiciando la posibilidad de posicionarse como ciudad universitaria, teniendo en cuenta la variada oferta académica que posee desde la llegada de la universidad de Río Negro y Comahue.

Te puede interesar
Últimas noticias