Denunciaron a un anciano por manosear a una menor.

Ocurrió en Cipolletti. El anciano habría realizado tocamientos y fue denunciado por la madre de la menor, aunque no hay avances en la causa.

Denunciaron a un anciano por manosear a una menor.

Al cabo de dos meses de alquiler, se tuvo que ir porque, según denunció la inquilina, el dueño de los departamentos ubicados sobre calle Perú al 1200 no paraba de acosar y manosear a su hija de 15 años. El hombre promedia los 80. "Vivimos un infierno", sostuvo la mujer.

Susana, la denunciante, contó que todo comenzó de manera muy sutil. El hombre, advirtió, era amable con ellas. Dos mujeres solas. Tan amable era que se ofreció a ayudarlas para ampliar la habitación donde dormía la menor. Sin embargo, esa habría sido la puerta de ingreso para ganarse la confianza y avanzar sobre la chica.

La primera vez entró al departamento mientras la adolescente estaba durmiendo. A ella le pareció raro su comportamiento y le contó a su madre, quien todas las mañanas salía temprano a trabajar como empleada doméstica. En esas circunstancias, la menor quedaba sola.

Como el hombre se había comprometido a agrandar la habitación, varias veces se puso a trabajar en el lugar mientras estaba la adolescente. "Comenzó a darle besos en el cachete, a decirle que la quería mucho y la abrazaba mucho. En cada abrazo que le daba, por ahí se le iba una mano a su tetita o a la cola", denunció la madre.

El jueves pasado la situación ya no dio para más, y Susana y su hija decidieron retirarse del inmueble. "Yo pedí un adelanto en mi trabajo para irme, y nos fuimos. Ahora estoy viviendo en la casa de mis padres y tengo mis cosas desparramadas por todos lados. No logré conseguir un alquiler donde podamos estar las dos", comentó la mujer a LA Mañana de Cipolletti.

Radicó la denuncia en la Comisaría 24 del barrio Don Bosco, donde entre otras cosas expuso: "Las situaciones se dieron cuando yo no me encontraba en mi casa y fueron varias. En una oportunidad le tocó la cola cuando se encontraba en el departamento haciendo un arreglo; en otra la abrazó sin su consentimiento, apoyándole todo su cuerpo con intenciones de besarla". Habló de tocamientos en sus partes íntimas y hostigamiento.

Ahora reclama que la Justicia le dé una respuesta porque desde que denunció, el pasado 6 de septiembre, la Policía no la llama, como dijo que iba a hacer.

Te puede interesar
Últimas noticias