11/09/2022

Mateo Canosa: El desafío de construir una identidad política rionegrina.

El dirigente dialogó con Todoroca.com sobre su historia de vida y su construcción política.

Mateo Canosa: El desafío de construir una identidad política rionegrina.

Mateo nació en la ciudad Autónoma de Buenos Aires, el 3 de octubre de 1974, se encuentra cerca de cumplir 48 años. Es docente, militante y padre de dos hijos adolescentes, Iván y Luz.

Hincha fanático de Independiente de Avellaneda, se autodefine como un militante del campo nacional y popular, orgulloso padre de sus hijos, que viene acompañando al gobierno de Néstor, Cristina y ahora Alberto, desde el 2003 a la fecha. Muchas veces desde el llano, siendo un vecino más, en algunas ocasiones y, como funcionario en otras.

Fue subsecretario de la secretaria general de la gobernación de Rio Negro en el período 2007-2011 bajo el gobierno de Miguel Saiz en el marco de la concertación y, delegado provincial de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) durante 2011-2012, bajo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Nos cuenta que tiene una hermana dos años menor que se llama Malena. Ambos son hijos de Luis José Canosa y de Alicia Noemi Presti. Él y su familia fueron victimas del terrorismo de estado implementado en la ultima dictadura cívico militar, motivo por el cual, tuvieron que exiliarse en el año 1977.

A su padre, Luis José Canosa, lo secuestraron el 15 de marzo de 1977 en Buenos Aires, cuando él era un bebé de tan solo 2 años y medio. Nunca mas lo volvieron a ver, pero su recuerdo y su compromiso político lo marcó de por vida. “Tengo muy poquitos recuerdos casi nulos, y solo tengo una foto con él “, “mi hermana no lo conoció y nació 15 días después de su desaparición. De hecho, fue inscripta en principio, solo con el apellido materno“, nos comenta Mateo.

Mateo y su padre compartiendo uno de los pocos momentos que vivirían juntos

Su madre, Alicia Noemi Presti, se encontraba embarazada de su hermana Malena; luego de dar a luz, inmediatamente tuvo que armar las valijas y escaparse del país con sus hijos. Su vida corría mucho peligro. Se fueron de Argentina hacia Uruguay, donde al cabo de unos pocos meses, ese mismo año de 1977, volaron hacia las Islas Canarias, en España, donde vivieron dos años hasta radicarse en Valencia.

Su madre era socióloga, militante peronista de un sector más cercano a la izquierda y su padre era trabajador municipal, dedicado al diseño de las cuestiones arquitectónicas en las plazas y espacios públicos de la ciudad de Buenos Aires. Militante de la juventud peronista, pero de un sector un poco más clásico, su trágico destino llegó pocos días antes de que se cumpla el primer aniversario del golpe de estado.

En Valencia, Mateo, su madre y su hermana, vivieron aproximadamente 10 años, donde intentaron reconstruir su vida mirando de reojo la situación que ocurría en Argentina.  “En España conocimos a muchísimos exiliados de toda latinoamerica, donde vivíamos como en una comunidad de exiliados”, recuerda.

Su llegada a Roca

La familia llegó al Alto Valle de casualidad, con muy poco conocimiento de la zona y con mínimas referencias, aportadas por exiliados que conocieron en esa comunidad de España.

“En esa comunidad de exiliados en España, conocimos gente que era de Roca y que se encontraba en la misma situación que nosotros”.

“Cuando volvimos al país en 1989, si bien la principal idea era volver a Buenos Aires, llegamos en transito a Roca, por intermedio de conocidos, y ahí fue que mi madre consiguió trabajo como docente en la Universidad del Comahue, en la facultad de Derecho y Ciencias Sociales y nos quedamos”. “Siempre estábamos por volvernos a Buenos Aires, pero la realidad es que la ciudad nos atrapó y decidimos quedarnos para siempre”.

“Hoy sigo decidiendo vivir acá, es una ciudad muy linda, magnifica y muy preciada para la crianza de los niños”. Explica.

Instalados en General Roca, con sus 14 años de edad y bajo la presidencia de Carlos Saul Menem, Mateo empezó la escuela secundaria en la ENET para finalizarla en el CEM N° 1, que se encontraba en ese entonces donde hoy funciona el Concejo Deliberante, en la esquina de Villegas y Av. Roca.

 

Formación Política y Profesional.

Su historia familiar con cuna peronista, el secuestro de su padre y el exilio, interpelaron a una persona que de muy joven comenzó a militar el mundo de los Derechos Humanos. Grupos reducidos que empezaban a hablar de lo ocurrido en la dictadura. Una democracia en los 90 que, mientras convivía con militares indultados por un presidente peronista, reformaba la Constitución Nacional incorporando tratados internacionales de carácter supra legal, que introducian los Derechos Humanos a la carta magna.

Mateo Canosa comenzó a estudiar Comunicación Social en la Universidad del Comahue, y terminó licenciándose en Ciencias Sociales y Humanidades. Actualmente, es docente de Comunicación Social y se encuentra finalizando el proceso de tesis de una maestría en Política y Gestión Pública.

Canosa considera que los jóvenes estudiantes de hoy tienen un espíritu democrático mucho más arraigado que el de otras generaciones. “Los grados de intolerancia que quizás se viven en la política actual, no se reflejan tanto en las aulas. Hay muchos niveles de integración y tengo expectativa de que se pueda construir una sociedad mejor” “Quizás los niveles de politización en términos partidarios no sean muy altos, pero tener una moral, tener una ética y tener valores, eso también es política “. Manifiesta.

 

El atentado a Cristina Kirchner.

“Me genera preocupación respecto a los factores de Poder. Sabemos que los medios de comunicación son un cuarto poder y tienen peso. Los discursos del odio no fueron saldados, y se ha generado un clima de estigmatización a todo lo que tiene que ver con el gobierno nacional. Discursos mediáticos y judiciales.” .“Bonadío, por ejemplo, la hizo declarar a Cristina en 7 causas en un solo día, en medio del aniversario del fallecimiento de su esposo Néstor Kirchner, en una clara maniobra persecutoria judicial y política”.

“Siento que estamos normalizando situaciones anormales en una sociedad democrática. Naturalizar los discursos de odio, la estigmatización, discriminación y el racismo, no es libertad de expresión, no es democracia”. “La democracia tiene ciertas reglas y estas practicas estigmatizantes de ciertos sectores sociales no ayudan a consolidarla” reflexiona Canosa.

 

Su espacio político: Somos.

Somos es una organización política nueva que está naciendo en Rio Negro. Se encuentra en proceso legal de conformarse como partido político; hoy, está en la etapa de las adhesiones y próximamente se comenzará con las afiliaciones.

Mateo Canosa explica que “Somos, acompaña el proyecto nacional del Frente de Todos, pero entiende que en Rio Negro, por distintas circunstancias, no se ha podido construir una expresión de ese proyecto político con una mirada rionegrina”.

“El Frente de Todos expresa una serie de políticas económicas, sociales y los referentes en Rio Negro, no han tenido la capacidad de crear propuestas concretas desde una mirada rionegrina”. “Somos propone expresar la mirada nacional del Frente de Todos desde nuestra provincia, con una mirada anclada en nuestro propio territorio”.

Para el dirigente roquense, esta nueva alternativa que encabeza, tiene bases en el peronismo, pero intenta diferenciarse de la conducción del PJ provincial. “Que Miguel Pichetto haya sido el referente del PJ en la provincia tantos años y termine siendo el candidato a vicepresidente de Mauricio Macri, es un llamado de atención muy fuerte.” “Hay quienes dicen que Pichetto traiciono al Frente para la Victoria. Yo digo que Miguel Angel Pichetto, siempre fue fiel a sus ideas. Siempre fue lo que es en la actualidad. Un conservador en términos sociales y liberal en términos económicos”.

“Hoy hay un estado de disgregación del Frente de Todos en la provincia, una lucha intestina entre distintos sectores; hay una carencia total de liderazgos”. “Nacionalmente nos encontramos en una situación compleja en términos económicos, pero en términos políticos hay liderazgos consolidados. En Rio Negro la realidad es que no hay liderazgos, y gran parte de eso tiene que ver con el crecimiento de un partido provincial, que percibió claramente esta dificultad que tiene el Frente de Todos para tener una mirada federal”.

“Desde el interior del Frente de Todos veníamos planteando que teníamos que tener propuestas que tengan que ver con la realidad de nuestra provincia y muchas veces, los discursos, son la repetición de consignas nacionales y se termina convirtiendo en un club de fans. Un club de seguidores de un gobierno nacional, que no tiene capacidad de propuesta ni una mirada de carácter provincial".

 

Su vinculo con Rodolfo Aguiar y Unidad Popular.

Con el dirigente Rodolfo Aguiar se conocen hace muchísimos años. Dialogaban sobre política y con el lanzamiento de Unidad Popular, la relación se empezó a aceitar. Luego de las elecciones de medio termino del año 2021 donde el Frente de Todos perdió su banca en el Congreso de la Nación, los diálogos entre ambos dirigentes se profundizaron y hoy terminan confluyendo en un espacio político que busca contener a ambos.

“Unidad Popular es una fuerza de carácter nacional que participa del Frente de Todos, tenemos coincidencias en ese aspecto. Aguiar tiene una mirada muy similar a la nuestra en la necesidad de construir acuerdos que tengan que ver con la realidad rionegrina”.

“El primero de octubre desarrollaremos un congreso en Roca donde ambas fuerzas vamos a terminar de sellar este acuerdo provincial para empezar a discutir las estrategias electorales y las candidaturas”. “Hemos definido la voluntad de participar electoralmente en el 2023”.

El oficialismo provincial.

Para Mateo Canosa, Juntos Somos Rio Negro, a diferencia del Frente de Todos, a tenido una serie de aciertos, principalmente en esa idea de constituir una identidad rionegrina. “Rio Negro es una provincia amplia, diversa, joven y ha tenido dificultades de identidad”.

“El Partido provincial ha empezado a construir esa identidad rionegrina, que desde mi punto de vista, es fundamental para defender los intereses de nuestra provincia. En ese sentido vemos un acierto a la vez que hay muchas otras cuestiones en las que se podría mejorar. Es un gobierno bastante mejorable”

Canosa, nos cuenta que plantean el dialogo con todos los sectores políticos y sociales de la política provincial con un solo limite, que sería Juntos por el Cambio, considerando a ese sector como la máxima expresión de la derecha en el país.

 

El oficialismo roquense.

Para el dirigente, la gestión de la intendenta María Emilia Soria es buena pero mejorable: “Mejorable en el hecho de que, al estar 20 años en el gobierno, ha hecho que la gestión se haya cerrado en un entorno propio, mostrando dificultades para dialogar e interactuar con los distintos actores de la sociedad”. “Una gestión de gobierno tiene que ser mucho más participativa y vincularse a las demandas de la sociedad, manteniendo una comunicación con los gobiernos”.

“Veo dificultades para comunicarse e interrelacionarse con el gobierno provincial y con el resto de los municipios”. “El alto valle hoy es una región y los municipios, deberían trabajar en forma mancomunada. Hay que tener una mirada mas amplia de lo que es la gestión municipal, desarrollando políticas públicas en el aspecto económico, turístico y educativo, interrelacionadas con el resto de los municipios”.

En los barrios hay problemáticas muy fuertes, hay bandas de narcotráfico que se están constituyendo y eso es una realidad que no se puede negar. Esta problemática requiere de un trabajo que tenga vinculación con la participación ciudadana. Acá nos da la impresión de que la reactivación de las juntas vecinales, como espacios para la construcción de diagnósticos e intervenciones profesionales, serian elementos fundamentales que hoy todavía el gobierno municipal no está encarando”.

“Si, nos parece rescatable la existencia de una secretaria de desarrollo productivo, que fue innovador, que es positivo y que habría que profundizarlo”. Concluye.

El oficialismo nacional

Para el dirigente roquense, que viene de compartir un acto en Bariloche con el Presidente de la Nación Alberto Fernández, donde se realizaron anuncios en materia de ciencia y tecnología, el gobierno nacional no ha cumplido las expectativas que el campo nacional y popular tenia ese 10 de diciembre de 2019.

“Encontramos un gobierno que tiene dificultades en el aspecto económico. Hay una realidad incontrastable que es la deuda externa que dejó Mauricio Macri más una pandemia, pero sentimos que a esta altura se podrían haber hecho más cosas”. “Los niveles de inflación dificultan poder plasmar un programa económico. Sin dudas que tenemos muchas expectativas de que el gobierno pueda enderezar el rumbo, pero si tenemos que hacer un balance de la actualidad tengo que decir que las expectativas iniciales no han sido cumplidas”.  

“Si Juntos por el Cambio se hubiese consolidado como oferta electoral y hubiese resuelto todas las internas que tiene, posiblemente fuese una alternativa muy potente para volver en 2023. Pero se encuentra en una crisis interna y con un nivel de fragmentación, que hacen que hoy no sean una alternativa electoral consistente para el electorado”.

“Creo que el Frente de Todos tiene posibilidades de recomponer su frente interno pero fundamentalmente, todo va a estar designado de alguna manera por poder enderezar el rumbo económico”.

“Hay una deuda social interna con los argentinos que está relacionada con la inflación y de eso no se están viendo resultados” agrega para cerrar su análisis, Mateo Canosa.

 

Te puede interesar
Últimas noticias