| Bitácora de Viajes.

25/06/2022

Conociendo Suiza con Sofí Balduini.

Sofía nos invita a conocer los rincones del viejo continente. Hoy Suiza.

Conociendo Suiza con Sofí Balduini.

Hace un año y medio me mudé a Suiza a través de un intercambio de Au Pair. Para quienes no saben, el Au Pair vive con una familia y trabaja cuidando a los niños de la misma por una cierta cantidad de horas pactadas a la semana por contrato. Esto te permite, si tenes suerte de tener una familia copada, contar con bastante tiempo libre entre el trabajo y las clases de idioma. Si bien el salario no es muy alto a comparación de los salarios mínimos, permite hacer escapadas y planes entretenidos, así que eso mismo es lo que voy a compartirles.

Para comenzar, me gustaría ubicarles donde estoy viviendo ahora mismo, y seguir el recorrido que voy haciendo de manera cronológica.

Actualmente, estoy viviendo en Langnau am Albis, en los ‘’suburbios’’ de Zürich.

Langnau es un lugar supertranquilo, los nenes a partir de los 5 o 6 años van caminando solos a la escuela o al jardín. Es un vecindario donde la gente disfruta de estar con la naturaleza, ya que es una zona rodeada de bosques. Inclusive, hay un parte de áreas protegidas con animales como venados y osos. También se pueden apreciar corderitos y vacas en el área.

Para llegar a la ciudad desde Langnau, en auto se logra en 10 minutos y en transporte público 20 minutos. Hay una estación donde los trenes salen cada 10 min. a la HB (Estación principal).

La ciudad de Zürich es soñada. Cuando piensas en Suiza, o por lo menos hablando desde mi punto de vista, se vienen a mi mente las praderas verdes e inmensas, las montañas, mucha nieve, queso y chocolate, por eso cuando conocí la ciudad me quede enloquecida; típica ciudad pequeña que tiene de todo.

El casco antiguo superbién cuidado, donde se pueden encontrar restaurantes típicos suyos como la Raclette, cafeterías, además de antiguos edificios y muchas tiendas, tanto de segunda mano como algunas de lujo.

Paralelamente se encuentra el río Limmat, que va por toda la ciudad hasta chocar con el lago.

Durante el verano, el río y el lago de Zürich son puntos clave para pasar los días.

El lago cuenta con muchos espacios o zonas verdes, donde la gente va con sus cosas a pasar el día de manera gratuita.

Lo que se ve mucho alrededor de la hora de la cena (6-8 pm) son los grilles. Se compran en el supermercado y se encienden para hacer una mini parrillada. Algunos son hasta biodegradables.

Entonces, el verano en Zurich se disfruta básicamente de nadar en el lago, con amigos o un buen libro y un buen grill.

Otra opción para nadar en el lago son los famosos Badis, lo que en Argentina conocemos como balnearios o paradores, donde se paga la entrada (8 chf) y se cuenta con servicio de bar, sombrillas y reposeras, además de tener un poco más de privacidad. Hay un badi que es única y exclusivamente para mujeres, por ejemplo.

La zona costera del río también puede disfrutarse para un chapuzón. Es un lugar menos tranquilo que el río, ya que siempre está mucho más poblado porque la capacidad no es tan grande como la del lago, y siempre hay gente con ganas de irse de fiesta. Es una buena opción para las tardes o noches de verano que uno quiera entrar en ese mood fiestero.

Además, Zürich es una ciudad que cuenta a lo largo del verano con muchos festivales tanto musicales o cines al aire libre como festivales de comida. Estos últimos tienen mucha diversidad gastronómica y por esta razón, se pueden encontrar comidas de diferentes países, hasta empanadas.

Esto da el pie a mencionar la cantidad de inmigrantes que se encuentran en el área. Muchas veces me paso de ir caminando por la calle y no escuchar casi nada de alemán por horas, pero si el inglés, italiano, español, mucho español.

Haciendo un cambio de estación al invierno, los habitantes Suizos en su mayoría cuentan con casas en las montañas, no solamente para disfrutar de la temporada de esquí, pero también luego de una semana laboral, poder disfrutar de unos días un poco más largos. Por este motivo, la ciudad en invierno se nota un poco vacía.

Las causas de esto son la falta de sol que provocan los días tan cortos que no invitan a salir nada más que para un café o una caminata en la mañana. Por este motivo es que la ciudad está tan movilizada durante la primavera y el verano, primer rayito del sol del día y la gente está como loca tomando sol en bikini. No los juzgo porque me convertí en ellos.

De todas maneras, a lo largo de Suiza es muy fácil subirte a un tren por una o dos horas, subir una montaña en teleférico y disfrutar de un día espectacular. Ni hablar si posees conocimientos de snowboarding o esquí. Estos últimos van por el día y vuelven, sin necesidad de alquilar algún Airbnb u hotel, ahorrándose un montón de dinero.

Pero, en diciembre, la ciudad de llena de luces y mercados navideños. Se montan mini stands en forma de mini cabañas, donde se puede disfrutar de comida, mucha cerveza y lo polémico, vino caliente. Como mencionaba antes, el invierno es oscuro en Suiza en general, más que nada en las ciudades, entonces, este tipo de mini eventos durante las vísperas navideñas dan un poco de vida y entusiasmo a la población.

Para ir finalizando, me gustaría hacer una mención a un evento que, cuando lo veía al principio, no podía entender de que se trataba. Miles y miles de bicicletas andando por la ciudad al mismo tiempo, haciendo un mismo recorrido, cortando las calles y haciendo frenar hasta el transporte público. También se pueden apreciar bicicletas llevando carritos donde van djs tocando su música, o bicicletas con carros tematizados. Una verdadera fiesta sobre ruedas; Critical Mass.

En Zürich se anda mucho en bicicleta, me atrevería a decir casi tanto como se usa el transporte público. Por esta razón se realiza esta manifestación, con el fin de reclamar más espacio en la vía pública. La Critical Mass está organizada para todos los últimos viernes de cada mes. Si bien es algo que puede sonar ‘’agresivo’’ ante tanta desorganización en la vía pública para los autos, es algo superseguro. Se encuentran muchísimos jóvenes, pero también mucha gente adulta e inclusive padres con sus hijos. Es una verdadera experiencia para quienes venimos de afuera de Europa, donde no se ven este tipo de manifestaciones.

Esta es una de las cosas que te empiezan a hacer sentir parte cuando sos inmigrante. Ver situaciones o eventos desde afuera preguntándote que puede llegar a estar pasando, pero un par de meses y ya sos parte.

Sinceramente, nunca hubiera elegido Suiza para vivir, todo lo que escuchaba era que es un lugar aburrido, lleno de gente mayor y donde se pasa mucho frío.

La verdad es que, la calidad de vida en Suiza es muy buena. No voy a negar que es un poco complicada la parte social, como en la mayoría de los países donde uno es nuevo. Si me parece importante recalcar que la gente es super amable, está siempre a disposición y contentos de ayudarte.

A medida que va pasando el tiempo, empezás a acostumbrarte a las comodidades no solamente económicas o laborales, pero, aspectos como la seguridad, la organización, la puntualidad, la facilidad de manejarse de un lado a otro, que no son para nada menores al momento de elegir donde vivir.

La libertad con la que una persona puede caminar por la calle, sea la hora que sea, con o sin luz en el camino y que nada te pase, es impagable. Más que nada como mujer, que vivimos acostumbradas a caminar con miedo en plena luz del día.

Desde mis creencias, más allá de todos los gustos que uno pueda darse, la simpleza de sentirse seguro, cómodo y parte en un lugar, es la cualidad que más rescato. 

Ahora sí, para terminar, me gustaría dejar un par de recomendaciones por si visitan la ciudad.

Bar/comidas: Frau Gerolds Garten; un jardín con toda la onda donde se puede disfrutar de una Würst (salchicha), cervezas, un trago, helado artesanal y en invierno, un rico fondue.

Feria de estación: Juckerfarm. Se encuentran productos de estación totalmente orgánicos y elaborados a mano. En octubre tuve la oportunidad de ir, era época de calabazas, entonces, podías encontrar docenas de estas para decorar por Halloween o hasta jaleas o inclusive chips de las mismas.

ETH viewpoint: es el punto panorámico de la ciudad desde una de las ciudades más prestigiosas a nivel mundial.

Si quieres seguirme en mis redes, puedes encontrarme como s.ofita en Instagram!

Espero que te haya gustado y que puedas disfrutar de mi próximo destino.

Te puede interesar
Últimas noticias