| Mano a Mano.

22/05/2022

Rodolfo Aguiar: “Seguiremos gritando que luchar no es delito”.

Hablamos con el dirigente sindical Rodolfo Aguiar. Aspectos de su vida personal y de su proyecto político en ATE y Unidad Popular.

Rodolfo Aguiar: “Seguiremos gritando que luchar no es delito”.

El dirigente sindical Rodolfo Aguiar, es sin duda hoy, uno de los referentes más gravitantes del campo nacional y popular respecto de la defensa de los derechos laborales.

Su figura se fue construyendo a partir de la lucha y la resistencia a distintas políticas de carácter estatal y o, derivadas de conflictos entre privados, que afectaban, según su perspectiva intereses del laburante.

Secretario General Adjunto de ATE Nacional y presidente de Unidad Popular Rio Negro,se crió en la vecina localidad de Ingeniero Huergo. 

Rodolfo perdió a su padre en un accidente de tránsito, cuando tenía tan solo tres años de edad. La vida le pegó un cachetazo de pibe y lo obligó a crecer junto a su madre y hermano en soledad.

Mama docente y militante de la UNTER, es descripta por él, como la que le inculcó los valores de la lucha. “Sean independientes, no tengan patrones” cuenta que le decía. “Yo he tenido muchos patrones, pero los he peleado bastante a todos”, nos dice entre risas.

La familia materna estaba identificada con el radicalismo, y la paterna con el peronismo. Entrando en la adolescencia, descubrió el amor a la política y se enamoró de Ricardo Alfonsín en aquella primavera del 1984. “Recuerdo cuando vino Alfonsín, le pedí a mi vieja que me lleve a verlo a Roca. Nos paramos en la calle San Juan, y Ricardo paso en camión saludando al pueblo, no me lo olvido más” recuerda.

A penas unos pocos años mas tarde, en un bar de ingeniero Huergo, se encontraba hablando para veinte personas, un joven y desconocido político cordobés.  Aguiar escucho atento sus palabras y se fue convencido. Se trataba de José Manuel De la Sota, exgobernador de la Provincia de Córdoba, quien venia de pueblo en pueblo militando la doctrina peronista.

“Ese día no me olvido más, yo era radical, y cuando volví del bar me sentía peronista”, “Le cuento a mi abuela, y ella enojada me dice: te compraron por un choripán”, se sonríe, como atesorando la anécdota.

Alumno de la escuela N° 232 y del secundario Emilio Perez de Huergo, recuerda su infancia como una época muy dura, pero feliz. “El dinero no alcanzaba, mi vieja era sola y tenía un sueldo docente” comenta.

Le brillan los ojos cuando habla de su vieja, según cuenta, ella le inculcó la lucha: “La desobediencia tiene que ver con mi mama, ella era una luchadora”.  “Esa idea de la rebeldía contra lo que nos imponen”, “De chiquito te enseñan a ser obediente y yo creo que todo lo que hemos logrado en ATE RIO NEGRO, fue a partir de la desobediencia”.

Finalizada su escuela secundaria y con uno de los mejores promedios, asumió un cargo como preceptor en el CEM N° 9 de Roca. Su primer trabajo en el estado fue en esa institución. “En ese momento, yo también, daba clases de paddle, y ese deporte era un furor. En una semana ganaba lo que un preceptor en un mes” recuerda.

Instalado en Roca, con trabajo y siendo mayor de edad, Rodolfo Aguiar inicio la carrera de Abogado en la Universidad del Comahue, trabajó en Soda Pablo, Jugo al Futbol en Club Cipolletti, hasta terminar ingresando en el PAMI en febrero del 1999.

Esta casado con Graciela, su novia desde la juventud. Ella es Profesora de letras. Trabajó en la Escuela María Auxiliadora y en varias instituciones públicas de Roca. La pareja tiene un único hijo, Romeo, de 23 años, que también trabaja en PAMI y es militante de la asociación de trabajadores estatales.

Arquero en el campo de juego, en la calle salió atacar. Luego de un tiempo, en PAMI, Rodolfo empieza a militar en UTI, para luego pasar a trabajar en el armado de ATE.

 

 

 

Su primera batalla.

Aguiar recuerda como punto de inflexión en su vida, la situación que le tocó vivir a un compañero de PAMI, que era sereno. Los serenos en esos momentos estaban en negro, pero igual Rodolfo se había encargado de afiliarlos. “Una noche paso a visitar al sereno, que se llamaba Esteban Morales, con quien todavía hablo, y hoy está jubilado. Lo encuentro llorando por que tenia al hijo enfermo y del laburo se iba al hospital hacer la fila de madrugada. Estaba en negro y sin obra social, mientras todos nosotros estábamos en blanco. Ese hecho fue un quiebre en mi vida” reflexiona.

En ese momento, el contexto sociopolítico era muy complejo, Néstor Kirchner acababa de asumir el gobierno, y Graciela Ocaña era la titular del PAMI. “Logramos consenso desde Roca, y decidimos parar montando una carpa negra, como un símbolo del empleo en negro. Había que hacerle un paro a Kirchner en ese momento y desde Roca. Algo inédito.” ,“Nos llamaron desde Buenos Aires, y la asamblea decide que viaje yo a negociar acompañado de un médico de nombre Márquez Gauna. Todos los trabajadores hicimos una vaquita para viajar, y me fui en el colectivo El Valle” concluye. El resultado de la negociación fue el pase a planta permanente de todos los trabajadores en negro que estaban en PAMI, a lo largo del país. Un suceso por demás histórico, teniendo en cuenta que las grandes luchas obreras, siempre fueron impulsadas desde la capital del país.

La necesidad del sereno Esteban Morales, marco un antes y un después en mi vida sindical”, cierra.

 

La Unidad Popular

La Unidad Popular nace como un mandato nacional del modelo sindical. Esa idea de trascender la organización sindical para transformar la realidad desde la política. “En lugar de estar tocando el bombo afuera de la legislatura tenemos que estar adentro con una banca, discutiendo y aportando proyectos. El sindicato tiene un límite. Cortar la calle puede ser superado por tener un representante adentro.”

“Unión Popular no es un partido de los trabajadores del estado, es un partido político que convoca a todos”, continua.

Hoy el partido, se encuentra en una instancia de crecer y convocar para desarrollarse. Comenzaron con un formato interesante desde el plano de la construcción territorial. Se estima inaugurar unas 500 casas militantes en toda la provincia, que funcionaran en casas de vecinos del barrio. El objetivo de las casas seria el de recopilar información, canalizar demandas, escuchar a los vecinos y organizarlos. Estas casas no tendrían nada que ver con los locales partidarios o unidades básicas propias del partido, que recién se inaugurarían sobre el final del presente año.

Las casas militantes van a servir como puntos de referencia y como canales de información/ comunicación, receptando las necesidades de los vecinos. Esa necesidad, se traduciría en gestiones concretas ante los organismos pertinentes. “Tenemos que organizar la demanda barrial, tanto la individual como la colectiva. Hay problemas en los barrios que desde hace muchos años no se resuelven. Nadie escucha a la gente.” sintetiza.

A nivel nacional, el partido se identifica con Claudio Lozano, actual director del Banco Nación, y presidente de Unidad Popular, quien en próximas semanas llegaría a la provincia para participar de un acto partidario.

 

 

Su vínculo con el oficialismo provincial.

La relación con Alberto Weretilneck comenzó muy compleja. “Creo que con Weretilneck nos construimos a partir de la confrontación, pero en política nadie cava la zanja tan ancha como para después no poder saltarla”. “Fueron varios años de lucha, con causas y detenciones. Estuve seis meses prófugo, preparándome para enfrentar la cárcel”, Expresa.

“Si hubo con Weretilneck algún entendimiento, fue después de que no me pudieron meter preso. Las bases se triplicaron, pasamos de tener tres mil afiliados a tener trece mil.”. “ATE convoca a los jóvenes por que tiene independencia y autonomía de todos los poderes”. “Es raro ver un jefe afiliado a ATE, sin embargo, todos los trabajadores sí. Cuando te están por echar sabes que te tenes que afiliar a ATE. Somos los únicos que garantizamos la defensa incondicional de los puestos de trabajo”.

Aguiar considera que la disputa con el ejecutivo provincial los fortaleció. Como si les hubiesen dado mas entidad. Esa lucha y ese nivel de confrontación, habría impactado en los trabajadores, quienes se inclinaron por afiliarse.

Consultado acerca de una hipotética coalición partidaria de cara al 2023 con el oficialismo provincial, Aguiar decide no esquivar el tema. “No nos cerramos a la posibilidad de conformar alguna coalición con otra fuerza política, pero siempre manteniendo nuestra identidad propia y con ciertos límites. Ese limite tiene que ver con aquellas fuerzas que claramente representan ideas lejanas e imposibles de defender, y me refiero puntualmente a los libertarios o a Juntos por el Cambio “. Sentencia contundentemente.

 

El rol de la oposición política en la provincia.

Rodolfo Aguiar considera que “Juntos somos Rio Negro” nunca tuvo una oposición que los preocupara. “A la oposición le faltó un nivel organizativo como para poder preocupar a Juntos somos Rio Negro”, “Oponerse de verdad significa entregar todo y es un desgaste muy fuerte. Yo recién hoy me estoy recuperando anímica y físicamente de esos años de lucha” subraya.

La actividad política de la provincia, y en este punto quizás me atrevo a emitir una opinión, goza de salud, en la medida que tenemos figuras locales que están jugando en la primera línea de la política nacional. Aguiar es un referente sindical que trascendió la provincia, Martin Soria desde su rol de ministro de Justicia de la Nación, Alberto Weretilneck, Luis Di Giacomo y Martin Doñate, se ganaron también un respeto por la labor efectuada en sus bancas. Miguel Pichetto, sin dudas que marca agendas. Todos indicadores de personajes fuertes, con presencia, que no pasan desapercibidos en la vida política argentina, más allá de la cercanía ideológica que se pueda tener con cada uno de ellos. Sobre esta visión, Aguiar nos dice que “se debería aprovechar el ámbito de representación, para poder establecer niveles de acuerdo sobre una agenda de trabajo que genere beneficios profundos para la provincia. Partiendo de una reforma al régimen de la coparticipación federal”. “De cada cien pesos que se recaudan, setenta y cinco se quedan en Buenos Aires. Solo vuelven veinticinco a la provincia y cuatro llegan a los municipios”. “Tenemos una Buenos Aires que es la Suiza de la Argentina y un Rio Negro, con todos sus municipios pobres”. “Tenemos que aprovechar esta presencia a nivel nacional para unificar criterios y exigir avances. No podemos seguir pidiéndole por favor a los porteños” enfatiza.

 

La Justicia.

El dirigente, se muestra escéptico ante la justicia. “No creo en esta justicia. Los jueces no tienen ni idea de lo que le pasa hoy al común de la gente. Un vecino juzgaría con más sentido común en un juicio a alguien que estuviese imputado. En las cárceles solo hay pobres, no hay un clase media”.

Hace unas pocas semanas, Aguiar quedó absuelto en más de 30 causas. “A nosotros nos absolvieron porque era una mega causa armada donde se había violado todo el debido proceso con el fin de condenarnos”. “Antes de emitir una sentencia, los jueces llaman a la casa de gobierno”. “Seguiremos gritando que, luchar no es delito, los conflictos sociales los debe resolver la política no la justicia”, resalta.

Rodolfo Aguiar, es un dirigente sindical que se supo ganar el respeto de sus bases, y continúa avanzando a nivel nacional con un objetivo claro: Trascender los limites del sindicato para que los trabajadores se encuentren representados desde su propio partido. Amado y odiado, es imposible que pase desapercibido en la escena política. Para cerrar no quiero dejar afuera una anécdota con un reconocido medico de Roca, que lo paró en la calle y le dijo: “Rodolfo, a mí no me gusta nada lo que vos haces, pero si tuviera que elegir una persona para que cuide mis intereses sin duda que te elijo a vos”.

Esta pequeña anécdota, creo que describe ese sentimiento que genera. Como líder popular o carismático, lo podés aplaudir o repudiar, pero jamás vas a poder decir que el tipo no se cargo al hombro las demandas del sector que representa, ni mucho menos pasará desapercibido.

Probablemente su construcción política en el territorio, a través de las casas militantes de la Unidad Popular, lo posicionaran como un actor importante que podría aportar mucha militancia activa a cualquier frente electoral.

 

 

 

 

 

Te puede interesar
Últimas noticias