| Fútbol

02/04/2020

Hace una década, el "Carcelero" sumaba otra gran estrella

Con una brillante campaña, llena de goles y buen fútbol, Argentinos del Norte volvía a ser campeón de la Liga Confluencia luego de 11 años.

Hace una década, el "Carcelero" sumaba otra gran estrella

Con oficio, experiencia, contundencia y buen fútbol volvió a posicionarse en el escalón más alto de la Liga Deportiva Confluencia. Habían pasado 11 años y los festejos por el gran cabezazo y el excelente tiro libre de Wilson Dupré aún seguían dando vueltas en las tribunas y todos los sectores del “Zit Formiga” del barrio Tiro Federal (2-1 ante Cipolletti en 1999 en la serie final), pero Argentinos del Norte sintió que era el momento de sumar una nueva estrella, se aferró desde el vamos a la punta del torneo Clausura y en junio de 2010, con toda su gente colmando las tribunas, pegó el esperado grito de “campeón”. Fue venciendo 2-1 a Unión Alem Progresista de Allen, por la fecha 14, para anticipar la consagración una fecha antes del cierre del certamen.

Y como siempre, todo fue consecuencia de algo. Miguel Caneo había sido campeón en tercera con el “Carcelero” y tomó la posta que dejó Alberto Nicolás Saldico. “Vine para acompañar a un amigo como Beto y cuando se fue me dieron esta chance y la tomé. Conocía muy bien al club como jugador, ya había salido campeón en tercera, conocía a todos los chicos y se armó un gran equipo. Jugaba bien al fútbol, con la pelota al pie y tenía una linda mezcla de experiencia con juventud. Pude subir varios chicos de tercera y se armó un lindo grupo”, contó Miguel quien ya había salido campeón con Deportivo Roca, también en primera y tercera.

Seis jugados, seis ganados en un arranque impresionante
El arranque del “Carcelero” fue espectacular: ganó los primeros seis partidos. En el debut venció en casa 2-0 a Círculo Italiano (goles de Daniel Alarcón y Hugo Izquierdo) y luego se impuso a Saltense (2-0 con tantos de Francisco Sandoval y Jonathan Morán); Deportivo Roca (3-2 David Bazán, Alarcón y Morán); Alto Valle (3-0 Juan Cifuentes, Bazán y Walter Carrasco); Pillmatún (3-0 Juan Carlos Flores, Sandoval y Alarcón) y Atlético Regina (3-2 doblete de Alarcón y Maico Badilla).

“Argentinos siempre tuvo un gran material humano en todas sus divisiones. Las formativas tenían jugadores muy buenos y entre todos se armó un gran equipo que sabía a qué jugaba y que tenía tranquilidad para revertir situaciones como sucedió ante un fuerte equipo como el de Unión de Allen que ya sabía de títulos de la mano de Fabián Pacheco. Uno guarda un gran recuerdo de lo vivido siempre en Argentinos y más de un título y más cuando ya uno es técnico y no jugador. Siempre les digo a los chicos que los logros se recuerdan y con ellos se recuerda a los jugadores y los técnicos. No muchas veces se da el ser campeón y menos repetir”, agregó Caneo quien en la década del ´90 fue refuerzo del “Carcelero” para jugar un recordado Petit torneo para llegar al Torneo del Interior y que se fue un andas luego de un brillante 2-1 ante Cipolletti con gol suyo para luego terminar en el hospital acompañando a su hijo Miguel (el ex jugador de Boca) quien fue mordido por un perro en pleno festejo por el título.

El inicio de la campaña tuvo a un “Carcelero” apoyado en la experiencia de Diego “Pájaro” Gramaglia y Juan José Sosa, la gran química ofensiva armada por Daniel Alarcón (marcó 12 goles) y Jonathan Morán (7 tantos) y al atrevimiento y buen pie de Francisco Sandoval (4 goles) y Mariano Gómez. A ellos se sumaron, luego de cerrar la campaña con Unión de Allen, los experimentados Juan Carlos Flores y Maico Badilla.
Claro que no eran menores los aportes del resto. Cada uno sabía lo que tenía que hacer. Y en esa lista aparecen David Bazán, Damián Tronelli, Hugo Izquierdo (3 goles), Maximiliano Badilla (3 goles), Juan Cifuentes (un gol en el recordado partido suspendido ante el Alto Valle que se dividió en dos partes), Walter Carrasco, Miguel Villegas, Diego D´Amico, Guillermo Navarro, Darío Huircao, Sergio Guajardo y Héctor Huemil, entre otros.

Caneo, estuvo acompañado, en el cuerpo técnico, por Gustavo García, “Cachito” Sandoval y el profesor Eduardo Ñanculef. “En un torneo largo, uno es cauteloso, pero cuando pasó la mitad de la competencia y el equipo seguía como líder, uno se convence que se puede pelear y ese era el mensaje. Y el grupo respondió de manera brillante, en cada partido, hasta el final de la competencia”, destacó quien además de dirigir a Argentinos y Roca, también condujo a Cimac.

A paso firme, hacia la corona
En la séptima fecha, el “Carcelero” igualó 1-1 en casa ante Fernández Oro y fue el primer partido en el que resignó puntos, pero al fin de semana siguiente le ganó 3-1 a Cipolletti con doblete de Alarcón y otro de Morán y en la novena igualó 2-2 ante Deportivo Huergo, pero unos días después recibió los puntos por el reclamo ante la mala inclusión de un jugador en el “albiverde”.

El tramo final tuvo la goleada 5-0 ante 25 de Mayo y en la fecha 11 llegó la única derrota, fue 2-1 ante San Martín en Cipolletti, pero la reacción “azulgrana” fue rápida. En la fecha 12, Argentinos goleó 4-0 a la Unión Deportiva Catriel (tres de Alarcón y uno de Morán) y en la 13 se impuso 3-1 a Los Unidos en Cipolletti (Badilla, Tronelli y Morán marcaron los goles).

Y el domingo 13 de junio, una tarde fría, pero con sol en el ya invierno regional, llegó el mano a mano contra el gran Unión de Allen de Pacheco. Los “Magos” se pusieron en ventaja con gol de Lisanti, pero el “Carcelero” no iba a dejar pasar la chance de festejar ante su gente: Alarcón y Morán, los de siempre, dieron vuelta la historia. Hubo que aguantar, luchar y luego llegó el merecido y prolongado festejo, repitiendo lo vivido 11 años antes con el siempre recordado equipo de Mario Neri, Gustavo “Lechu” Gutiérrez, Daniel Salomón, Patricio Torres, Guillermo Gallardo, José Luis Contreras, Marcos Ochova, Raúl Guiñez, Suárez, Dupré, Rubén Ferreyra, Juan Carlos Flores, Maxi De María y Javier Bejarano, entre otros nombres.

"Cuando Unión marcó tuve tranquilidad porque el equipo la daba y me la daba y sabía que iban a dar vuelta la historia. Y así fue. Y el festejo fue merecido, lindo y siempre se recuerda. No sabía que ya pasaron diez años, es mucho tiempo, pero es muy bueno saber que se recuerda esa campaña", completó Caneo quien hoy está de nuevo trabajando en las formativas de Deportivo Roca.

El cierre de la campaña fue en la fecha 15 en Chichinales, ganando 3-1 para completar una inolvidable actuación con 13 triunfos, un empate y una caída, sumando 41 goles a favor y recibiendo apenas 11. (TodoRoca)

Te puede interesar
Últimas noticias