#Sociedad |

Turismo

18/10/2020

Una pareja de General Roca, los primeros turistas en Bariloche

Son dos trabajadores de la salud. Él, médico en un sanatorio y ella, enfermera del hospital.

Una pareja de General Roca, los primeros turistas en Bariloche
P

oco antes de las 15 del viernes (16/10) arribó a Bariloche una pareja proveniente de General Roca, ambos trabajadores de la salud. Se trata de los primeros turistas que arribaron a la ciudad tras siete meses de inactividad del sector. Con alegría y entusiasmo, fueron recibidos en el ingreso por guías turísticos y escoltados hasta el Centro Cívico.

En la plaza central los esperó un gran recibimiento: una jornada espléndida de primavera con sol radiante, el agasajo del intendente Gustavo Gennuso y el recibimiento de la prensa, en un día histórico para la ciudad y el país.

Después de tantos días sin descanso y en medio de una tensión única, decidieron tomarse unos días de vacaciones. Mauro es médico de terapia intensiva del Sanatorio Juan XXIII y Débora es enfermera en el hospital Francisco López Lima. Ambos coincidieron en que “necesitábamos descansar un poquito y no dudamos en venir. No venimos con ningún plan solo desconectarnos y descansar”, aseguraron en el control implementado en el límite entre Dina Huapi y Bariloche.

Con respecto al viaje, y los controles, destacaron que fue muy sencillo cumplir con la documentación requerida y que en el control sanitario de El Cuy se aplica un "hisopado en las dos narinas y demora unos 20 minutos en obtener el resultado para poder continuar el viaje". 

Mauro dijo que desde lo laborar tuvo un año duro “pero tener la posibilidad de escaparse y tratar de despreocuparse del trabajo diario está muy bueno”. Acerca del estado de la ruta por la Línea Sur rionegrina, confiaron que "fue la primera vez que la hacemos, los tramos de ripio están en excelente estado, evidentemente han trabajado en los últimos días porque está muy buena, salvo el último tramo y, además, el paisaje compensa todo. De paso venir por otra vía sirve para conocer otros lugares y nos encontramos con paisajes muy lindos”.

Las autoridades les dieron la bienvenida y les entregaron algunos obsequios, algo similar a lo que ocurrió con los primeros diez vehículos en ingresar a Bariloche. La prueba piloto consiste en recibir a 500 visitantes en una semana, todos provenientes de la zona del Alto Valle. Aunque por el momento el número de reservas no alcanza el 60%. (TodoRoca)

Noticias Relacionadas
Dejar un comentario
La conducción del Coniar vuelve de esta manera a manos de la oposición.
La propuesta apunta a la reducción de los casos positivos de coronavirus en la ciudad.
 | Producción
Un cultivo con larga historia en la zona, que busca expandirse con el dinamismo del sector cervecero.