#Deportes |

Polideportivo

27/07/2020

Con Japón en la mira, el sueño de un segundo Mundial

Norberto "Lechu" Conte ya fue un protagonista de una cita mundialista con el Footgolf. El ex volante de Deportivo Roca pelea por un lugar en el seleccionado argentino que irá a Asia.

Con Japón en la mira, el sueño de un segundo Mundial
Conte, la pelota y en Marruecos, en el Mundial. Abajo, con Roberto Ayala.
Fotos: gentileza.
por Adrián Hernández
"

Todo esto fue como un renacer para mí y ni hablar lo que significa ponerse la celeste y blanca y ya haber sido parte de Mundial. Es terrible haber vivido esa experiencia". Las palabras son de Norberto "Lechu" Conte, el ex volante que jugó en Deportivo Roca entre 1990 y 2004 y que hoy es gran protagonista en el ascendente mundo del Footgolf. En 2018, el hábil mediocampista se puso la camiseta argentina para jugar, en Senior, en Marrakech, Marruecos, en el tercer Mundial de la historia de la disciplina y ahora tiene muchas chances de repetir la experiencia, pero en Asia, en Kon´nichiwa, Japón 2021. Luchará para volver a mostrar su gran nivel.

El Footgolf, una fusión entre el fútbol y el golf (más cerca de este que del primero), llegó para quedarse y crecer. En 2017, con la visita de Roberto "Ratón" Ayala al Golf Club roquense, la disciplina ganó adeptos, pero en poco tiempo también ganó en nivel y muchos jugadores roquenses y regionales comenzaron a mostrar su talento. Uno de ellos es Conte quien en 2019 se consagró campeón de la Copa Argentina y además fue parte del equipo, con protagonismo local, que levantó el trofeo de campeón argentino. 

"Lechu" aparece hoy en el listado de jugadores con chances de pelear por un lugar en el seleccionado que estará en suelo nipón entre el 22 de septiembre y 3 de octubre del año próximo. Como dueño de la Copa Argentina 2019, el roquense está entre los 8 individuales que pelearán por los tres cupos para estar en la división de más de 45 años, pero también recibió el llamado para ser parte del preseleccionado para jugar en equipo. 

Conte, nacido el 24 de diciembre de 1972, debutó en la primera de Deportivo Roca en 1990 en la Copa de Campeones, reemplazando a Nestor "Rolo" Revelante y marcó 10 goles nacionales con la "naranja", anotando en el Argentino A 1995 y el Argentino B en las campañas de 2000-2001, 2002-2003 y 2003-2004. Sumó 5 títulos en la Liga Deportiva Confluencia. Además, en un amistoso ante la cuarta de River Plate, en el "Luis Maiolino", marcó un tanto, de zurda, a los 16 segundos de juego.

En 2018, con poco más de un año en la actividad, "Lechu" sumó y sumó y en la última posibilidad de clasificación se ganó su lugar para ir a Marruecos. Impensado, pero soñado. Y en suelo africano tuvo un gran debut, pese a que siente que pudo haber sido mejor. El también DT se ubicó 30º entre 68 participantes de todo el mundo y luego de tres rondas quedó muy cerca de corte de 25 jugadores que jugaron una ronda más.

"Fue todo muy rápido. No conocía una cancha de golf ni me había subido a un avión y terminó subiendo a 9 para ir a Marruecos! (risas). Vinieron Ayala y Abdala de visita a Roca, nos mostraron el deporte y arrancamos. Empezamos a competir, a ganar experiencia, a viajar a los torneos y logré la clasificación en el tramo final, en octubre y al poco tiempo ya había que viajar. Con el gran apoyo de mi esposa Eva, que sin ella esto sería imposible, de la familia, de amigos y conocidos, hicimos una rifa, metimos la tarjeta y un día estaba subiendo por primera vez a un avión. Y como dije, fueron 9, pasando por Madrid, Barcelona y llegar a Marrakech", destacó Conte.

En el Mundial, "Lechu" fue de menor a mayor y tuvo chances de haber subido más en la clasificación. "En el tercer día me iba muy bien, pero fue dos veces al agua y perdí terreno. Fue un torneo irregular, pero era el debut y se mezcla todo. Hay nervios, ansiedad y también juega su papel el idioma para poder comunicarse con los otros jugadores. Creo que pesó la falta de experiencia, pero fue algo impresionante vestir la camiseta argentina y vivir un Mundial. Regresamos con el campeón del podio, con el "Ratón" Ayala en el podio y muchas vivencias", agregó.

Con su buena pegada y habilidad, "Lechu" pareciera tener dos armas importantes para este juego, pero en su análisis, la clave no está en las piernas. "Creo que todo es cabeza. Es un poco de todo también, pero pasa más por lo mental. Es un juego en el que es fácil irse del mismo y un mal desempeño en un hoyo echa a perder todo lo bueno que se hizo en los otros 17. Es un deporte más cercano al golf que al fútbol y uno lee sobre el mismo y un libro sobre este deporte dice que ´el golf es 90 por ciento cabeza y el otro 10 por ciento cabeza´. Es concentración, personalidad y serenidad. Hay que tener mucho equilibrio", afirmó quien, en tiempos sin cuarentena, visitaba en dos o tres ocasiones semanales el Golf Club para recorrer los 18 hoyos ó realizar tareas técnicas que llegaban indicadas desde el seleccionado argentino.

Claro que sí la tarea deportiva para clasificar no es sencilla, la que hay que realizar para poder viajar es más compleja. "Hay que esperar la evolución de la pandemia para saber como sigue todo. La fecha del Mundial ya está y los nombres de los que tienen chances también, pero ahora que ganarse un lugar. Ir a Japón no será una tarea sencilla y sí se logra clasificar habrá que trabajar y mucho para poder viajar porque todo se lo tiene que bancar uno. Iremos viendo como sigue todo. Por el momento disfruto y mucho de algo que nació como hobby y que ya me dio la chance de llegar a un lugar soñado", concluyó "Lechu".

Para Conte, el fútbol fue y es una pasión y en el footgolf, ya en su etapa de ex jugador, encontró la posibilidad de "renacer", encontrar nuevas motivaciones, mostrar su talento y como premio, ya disfrutó nada más y nada menos que de un Mundial. Lejos de conformarse, irá por más. (TodoRoca)



Dejar un comentario
La conducción del Coniar vuelve de esta manera a manos de la oposición.
La propuesta apunta a la reducción de los casos positivos de coronavirus en la ciudad.
 | Producción
Un cultivo con larga historia en la zona, que busca expandirse con el dinamismo del sector cervecero.