#Policiales y Judiciales |

Policía y Justicia. ¿Trabajo conjunto?

25/11/2019

Tres robos (graves) y un mismo autor: un par de días tras las rejas y afuera

Crece el malestar por nuevos robos. Pese a las denuncias de vecinos "la justicia los larga", se lamentan. En uno de los últimos hechos, lo persiguieron por tierra y por agua.

Tres robos (graves) y un mismo autor: un par de días tras las rejas y afuera
T

res robos. Dos en viviendas, con daños, destrozos y mucho malestar... obviamente para sus dueños. El último, un robo "con escalamiento", más grave y con gran cantidad de elementos sustraidos en otra casa. En todos los casos hubo denuncia. El autor: el mismo. Uno solo. Y en las tres oportunidades efectivos hasta debieron perseguirlo por tierra y por agua.
Sin embargo, como suele ser común escuchar: entró por una puerta y salió por la otra.
Se trata de un joven de 20 años que, a pesar de su corta edad, carga con numerosos hechos delictivos sobre su espalda. Estuvo detenido en la mayoría de las unidades policiales de Roca e incluso localidades vecinas en el último tiempo, pero su caso "nunca fue atendido en particular" ni desde el punto vista social ni judicial, remarcaron fuentes ligadas a la última investigación. Los afectados denuncian y reclaman.
La semana pasada este hombre fue detenido por efectivos de la Comisaría 31. Estuvo involucrado en dos hechos ocurridos en las 290 Viviendas. Fue interceptado y permaneció tras las rejas de la unidad durante 3 días.
Recuperó la libertad y, en cuestión de horas, volvió a las andanzas.

Otro hecho en Stefenelli

Fue divisado en Stefenelli, denunciado por un nuevo robo en una vivienda del barrio Altoverde. Según se supo, escaló una pared de más de dos metros de altura, en plena tarde, rompió un ventiluz aprovechando que la casa estaba sola y se llevó todo lo que encontró a su paso. Desde una bicicleta hasta computadoras, elementos portátiles, ropas diversas y demás. Luego huyó en la misma bicicleta sustraida.
Efectivos de la Subcomisaría de Stefenelli lo interceptaron y lo persiguieron hasta el barrio Malvinas. Allí saltó un alambrado, atravesó la escuela a plena luz del día y se arrojó a un canal de riego para no ser atrapado. Antes abandonó su botin.
Los policías también se lanzaron al agua y lograron detenerlo. Se recibió una denuncia penal, se inició una causa pero el malviviente estuvo apenas un par de días, ya que no se le dictó prisión preventiva, y nuevamente hoy camina las calles de la ciudad. Antes, contaron efectivos, "nos dijo chau y tiró besos... se nos ríe en la cara". (TodoRoca)

En esta nota:
Dejar un comentario
 | #Juntos10Años
Se vivió un día espléndido con cerca de un centenar de instituciones participando.
 | Primavera de la Letras
Fue distinguido por su visita y realizó su programa radial desde la ciudad.
 | La hora señalada
En pocas horas, el ‘lavavidrios’ de Brown y Villegas tuvo su reloj.