#Sociedad
14/03/2019

De soldador a condenado por robos y ahora, sospechoso de un asesinato

Se trata de Raúl Silverio Colicheo, que es intensamente buscado desde hace cuatro días. Tiene un interminable prontuario.

De soldador a condenado por robos y ahora, sospechoso de un asesinato
El fiscal Garrido el mismo domingo, cuando encontraron el auto desde donde ultimaron a Echegaray.
Foto: Gentileza
R

aúl Silverio Colicheo tiene 48 años. Y para los investigadores del crimen de Carlos "Charo" Echegaray, la pista más firme es la de este hombre, que tiene un amplio prontuario y circulaba en el VW Gol de color rojo el sábado, desde donde salieron los disparos que terminaron con la vida de esta persona de 34 años.

Por estas horas es intensamente buscado en la zona de la barda norte. Y se estima que podría haber logrado refugio en un puesto de ese sector de la ciudad, ya que desde la noche del crimen de Echegaray no ha sido localizado. En la balacera también cayó mal herido el hermano de la víctima, Gastón, quien todavía continúa internado en el hospital de Roca.

El ataque se produjo en calle Tortolitas, entre Cardenales y Jilguero, y los investigadores apunta a Colicheo -quien estaba acompañado por sus dos hijas y un yerno- como el autor de los disparos. El resto de las personas ya se entregó a la Justicia y la mayoría recuperaron la libertad, según se informó en las últimas horas.

Un extenso prontuario

Colicheo es conocido en el ámbito delictivo y judicial no sólo en Río Negro sino también en toda la Patagonia. Ha tenido causas y condenas de distinto tipo en nuestra región y en otras provincias.

Durante su juventud, en Roca, protagonizó varios hechos. Y ccontinuó su carrera delictiva en Neuquén. Por ejemplo en el año 2003 la Justicia lo condenó a 10 años de prisión y en ese momento los jueces entendieron como un agravante "su irreductible vocación delictiva"

"Su currículum otorga sustento a la apreciación de los jueces respecto de su particular vocación: el año pasado, a los tres días de obtener la libertad condicional (estuvo 4 años preso por robo) cometió un asalto en Neuquén. Antes de que pasara un mes perpetró otro, y luego escapó a San Juan donde lo detuvieron", indicaba por esos días una publicación del diario Río Negro.

En su ficha, aclara la nota periodística, Colicheo figura como soldador pero de acuerdo con la apreciación de la justicia, en vez de cerrar cajas las abría.

En ese momento el primero de los asaltos que se le atribuyó fue el 6 de junio de 2002 en el depósito mayorista de Topsy, en Montevideo 150. Fue un hecho violento porque redujeron al personal, los amenzaron con armas de fuego y luego los golpearon con la culata del arma.

El segundo hecho que le imputaron ocurrió el 1 de julio de 2002 en la distribuidora de harinas JG, en San Martín y Catamarca, y fue una réplica del anterior.  "Ingresaron dos sujetos armados, redujeron al custodia policial, lo maniataron con sus propias esposas, le inmovilizaron los pies atándoselos con los cordones de sus borceguíes y le quitaron la pistola reglamentaria. Después golpearon al personal, los encerraron en una oficina, violentaron la caja registradora y se llevaron una fuerte suma de dinero", explica la publicación periodística.

Luego Colcicheo buscó refugio en San Juan y fue detenido. Apenas habían pasado 45 días desde que había salido en libertad condicional y ya estaba preso otra vez.

Los jueces de la Cámara Primera, Roberto Fernández, Jorge Sommariva y Eduardo Badano (subrogante) tuvieron en cuenta como agravantes para evaluar la conducta de Colicheo "su irreductible vocación delictiva, para la que nada sirvieron las condenas y el encierro antes padecido" Le aplicaron diez años de prisión,

Las crónicas periodísticas lo ponen nuevamente a Colicheo en escena pero en el año 2013. Esta vez, esta asentado en Comodoro Rivadavia y donde lo condenaron  nuevamente a prisión efectiva por 4 años por un robo agravado por el uso de armas. En el juicio, que se realizó tres años después, se coció la boca, según expresó por ese entonces el diario El Patagónico.

En el 2015, mientras estaba en prisión, había amenazado con matar un preso y en una audiencia insultó y hasta intentó agredir a la jueza Daniela Arcuri quien tomó intervención por ese entonces en el reclamo del interno. (TodoRoca)

Dejar un comentario
Ocurrió minutos antes de las 7. Personal del hospital y de bomberos trabajaron en el lugar.
 | Básquet
En la noche del domingo, Del Progreso vuelve a medirse con Petrolero por la Liga Argentina de Básquetbol.